Trastornos del sueño

¿Cómo puedo saber si tengo un trastorno del sueño?

Si quieres saber si podrías tener un trastorno del sueño, en el siguiente test encontrarás algunas claves que pueden alertarnos sobre un posible insomnio patológico

Es difícil encontrar algún trastorno mental en el que no esté alterado el sueño. Tanto la ansiedad, como la depresión, los trastornos psicóticos o las demencias se presentan con una alteración de la cantidad o de la calidad del sueño.

¿Cuándo debo pensar que tengo un trastorno del sueño?

Se denomina como insomnio a aquellas situaciones en las que el individuo ve reducido su sueño por debajo de lo que se considera reparador. Aunque las horas de sueño de una persona deben ser de seis a ocho diarias, no todas las personas tienen la misma necesidad de sueño. El paciente con insomnio se encuentra cansado y no puede dormir, bien en la primera parte de la noche o en la última. Además, tiende a encontrarse cansado y con sueño durante el día, sintiendo además mermadas sus capacidades de concentración y de claridad del pensamiento.

El insomnio persistente tiene serias repercusiones en la vida psíquica y también física de las personas. Además del cansancio, el insomnio afecta a las capacidades intelectuales de uso cotidiano y afecta al humor y al ánimo. Así,  el insomnio mantenido es causa de ansiedad permanente y de falta de concentración.

Trastorno del sueño - InsomnioLa mayoría de los casos de insomnio persistente están producidos por algún tipo de trastorno mental, preferentemente la depresión y la ansiedad en sus diversas formas. El insomnio aparece también asociado a la sobrecarga de situaciones ambientales estresantes y al exceso de responsabilidades. A veces el insomnio refleja la existencia de conflictos ambientales que no se quieren confrontar. Junto a todo ello, la mayor predisposición al insomnio se encuentra en las personas con rasgos obsesivos de personalidad, que son perfeccionistas, hiperresponsables e inseguros. A lo largo de los años se va reduciendo el tiempo de sueño, por motivos puramente fisiológicos, y las personas mayores no deben obsesionarse con ello. No obstante, en los anciano son muy frecuentes los trastornos depresivos y de ansiedad, que causan insomnio, y que sí deben ser tratados eficazmente.

Tratamiento del insomnio

¿Tienes alguna consulta?
Resolvemos tus dudas de forma gratuita a través de nuestro servicio de consultas breves vía e-mail.
Consulta Gratuita

El tratamiento del insomnio debe dirigirse a la causa, aunque ello no es incompatible con el uso de diversos fármacos que pueden aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida diurna. El tratamiento debe ir dirigido a reducir la ansiedad o a mejorar el estado de ánimo, o bien a mejorar la forma de enfrentar el estrés diario y las responsabilidades. En los casos en los que el insomnio parece primario y no puede asociarse a ninguna causa, el uso de medicamentos está indicado, aunque siempre precedidos de medidas de higiene del sueño (alimentación y horario nocturno, nutrientes favorecedores del sueño, técnicas de relajación, etc…). Debe entenderse siempre que el sueño es un proceso activo y espontáneo del organismo, en el que se desarrollan funciones importantes. Por ello, hay que dejar que el sueño ocurra eliminando aquellas barreras, físicas o mentales, que impiden su curso.

Enlaces relacionados