Método SOMMOS

Método SOMMOS

AUTOIMAGEN Y SENTIDO

El método SOMMOS tiene como objetivo el desarrollo de la persona mediante la capacitación en los distintos niveles de la personalidad, desarrollando los siguientes ejes:

  • AUTOIMAGEN
  • FORTALEZA
  • INTELIGENCIA SOCIAL
  • VALORES
  • SENTIDO

AUTOIMAGEN

La autoimagen refleja la vivencia del YO y del Sí-Mismo, que constituye el núcleo de la identidad personal. Para que la imagen y el concepto de uno mismo sean estables deben ser el reflejo de la realidad afectiva e intelectual del individuo y no puede construirse de manera artificial y programada, ni desde dentro ni desde fuera del sujeto. La armonía entre nuestra realidad, con sus fortalezas y sus debilidades, y nuestra autoimagen es el fundamento de la autoestima y la seguridad personal. Por el contrario, el autoengaño sobre lo que somos o sobre lo que debemos ser es el germen del autodesprecio, el aislamiento, el fracaso personal y el sufrimiento.

FORTALEZA

Las cualidades propias hay que entrenarlas y fortalecerlas, aprendiendo también a manejar nuestras debilidades, fortaleciendo con ello nuestra autoestima frente a las dificultades y obstáculos del entorno. El conocimiento de nuestra propia resistencia al sufrimiento y a los fracasos nos permite desarrollar un sentimiento de consistencia personal a prueba de dificultades y a mejorar nuestra capacidad de autocontrol. La consistencia personal nos permite también valorar los aspectos positivos del entorno y relacionarnos afectivamente con los otros sin miedos exagerados.

INTELIGENCIA

La inteligencia social abarca las funciones de comprensión de la información compleja que se encierra en la relación social. Muchos de los problemas en el manejo de la conducta y de las emociones se producen por una baja comprensión de esta información compleja. Aprender a desarrollar la inteligencia social, mediante técnicas específicas, mejora radicalmente el funcionamiento social de la personalidad, mejorando con ello además la autoimagen y la fortaleza personal.

VALORES

Dentro de sus posibilidades, la persona humana es libre de decidir sobre sus actos. La libertad, y la responsabilidad por nuestros actos también, se fundamentan en los valores personales. Los valores de la persona emanan de la propia naturaleza humana pero deben ser cultivados para que se desarrollen. Los valores de la colectividad son el abono con el que crecerán los valores y las creencias personales, los que convierten al individuo en persona. El descubrimiento y el fortalecimiento de los valores personales es una parte importante del método y constituirá un poderoso reforzador de la autoimagen, a la vez que proporcionará la principal guía en la búsqueda del sentido.

SENTIDO

La razón de ser de la persona es su ser para el mundo, su naturaleza transformadora del entorno. El individuo crece como persona humana desplegándose hacia los demás, conforme a su identidad y a sus valores, y produciendo efectos en las otras personas. Este salir más allá de nuestras necesidades marca el sentido del mí-mismo y es imprescindible para tener una personalidad sana, autónoma y en armonía con el resto del mundo.