Patologías en profesionales del marketing: Depresión

Depresión marketiniana

La depresión llega cuando se acaban las reservas para luchar contra el estrés crónico y por la presión del entorno y de nuestra propia autoexigencia.

Cuando ya no podemos más viene la depresión, el agotamiento, la caída de las funciones y las capacidades. Si con el estrés lo vemos todo amenazante, la depresión se percibe todo como desesperado. Uno empieza a verse mal, poca cosa, con la idea de que no se puede sacar adelante.

La depresión atípica es menos intensa, pero está corroyendo y la persona que la sufre está perdiendo la esperanza y pierde la creatividad. Puede salir, trabajar más, aplicar más el método y esforzarse más, pero una persona con depresión no es creativa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies