Obsesión por la delgadez II: factores psicológicos

Bulimia y Anorexia: Obsesión por la delgadez

Ya hablamos en el anterior post, Obsesión por la delgadez, de los trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia. En esta ocasión queremos hablar de los factores psicológicos que pueden ayudarnos a entender la enfermedad y de cómo se puede aliviar su angustia.

FACTORES PSICOLÓGICOS QUE EXPLICAN LA PREOCUPACIÓN EXCESIVA POR LA DELGADEZ

  • Autocontrol y la inseguridad: la delgadez se percibe como un signo de autocontrol, disminuyendo los miedos  y generando una sensación de seguridad cuando se percibe delgada y provocando ansiedad cuando se siente más “rellenita”.
  • Identidad incierta: en este caso cobra protagonismo el problema de la autoimagen. Una  autoimagen débil o incluso negativa que va mucho más allá de sentirse deseada por demás.  La persona cree necesario alcanzar un ideal corporal para aspirar a la felicidad y no percibirse como un fracaso. Sin embrago no existe ese grado ideal de delgadez. La persona se encuentra encadenada a ese ideal inexistente y a ello dedica una parte fundamental de su vida.
  • Moral Corporal: este concepto se vincula al ascetismo o control de los placeres para  purificar el espíritu, manteniendo la idea de que el cuerpo delgado es un cuerpo puro, libre de grasas y alejado del pecado de la gula. La delgadez va ligada al sentimiento de culpa. Este sería el caso, por ejemplo, de las virtuosas Santa Clara de Asís o Santa Catalina de Siena.


CÓMO SE PUEDE ALIVIAR LA ANGUSTIA POR LA DELGADEZ DE LA MUJER TERAPÉUTICAMENTE

  • Equilibrar aspectos morales que se relacionan con el momento de comer. Aprender a disfrutar de la comida sin sentimientos de culpa o vergüenza, de forma equilibrada y combinarlos con la capacidad de contención en otros momentos.
  • Mejorar el autocontrol. Organizar una dieta con control de peso, evitando periodos irregulares en la alimentación, dando lugar por ejemplo a atracones.
  • Potenciar la autoestima centrada en valores personales como el profesional, intelectual o vocacional en vez de los corporales.
  • Trabajar en la mejora de expresión emocional y las habilidades interpersonales, para desbancar el peso y la figura del eje principal de las relaciones.

 

Test de Autoevalución del Trastorno de Conducta Alimentaria

En el siguiente test de autoevaluación encontrarás afirmaciones que por separado son normales en una persona joven, pero varias juntas pueden ser el principio de un trastorno en el que el diagnóstico precoz resulta fundamental

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies