Inmadurez Psicológica

En qué consiste la Inmadurez Psicológica

No es trastorno mental. Pero es un término muy usado por los padres y conyuges, motivo de preocupación clínica, que puede generar atención y demanda.

¿Tienes alguna consulta?
Resolvemos tus dudas de forma gratuita a través de nuestro servicio de consultas breves vía e-mail.
Consulta Gratuita

Se habla de inmadurez en varias situaciones distintas, pero el verdadero significado del término inmadurez en Psicología se refiere al bajo desarrollo de los mecanismos de regulación de las emociones, de la tolerancia a la frustración y del sentimiento de responsabilidad hacia los otros. La persona denominada inmadura se presenta como un sujeto hipersensible y con reacciones emocionales excesivas ante las negativas a satisfacer sus demandas. Las reacciones emocionales pueden ser de ira y agresividad, pero también pueden ser de desvalimiento y victimistas. En ambos casos, esta forma de relacionarse refleja la incapacidad del sujeto inmaduro para relacionarse como un adulto, aceptando la obligación de compartir con el otro la posesión de la verdad y el reparto de las gratificaciones. La persona inmadura tiene una incapacidad para representarse al otro como un sujeto con necesidades. De los demás espera que se comporten como adultos omnipotentes mientras a sí mismo es incapaz de representarse como tal.

Tratorno de Inmadurez PsicológicaLos esquemas de interpretación del mundo de la persona inmadura suelen ser bastante simples, de tipo blanco-negro, todo-nada o bueno-malo. Tienen poca flexibilidad y gran dificultad para entender el punto medio de las cosas y la necesidad de negociación. Es importante no confundir a la persona inmadura con el psicópata antisocial. Aunque es cierto que muchos sujetos antisociales son inmaduros, la mayoría de las personas inmaduras presentan problemas de relación en el ámbito familiar y en el sentimental, pero no tienen conductas antisociales. Además, el sujeto inmaduro no tiene frialdad emocional ni falta de compasión por el otro como ocurre con el psicópata.

La inmadurez puede tratarse y superarse con psicoterapia específica. Esta terapia tiene que orientarse al desarrollo de la identidad personal y al análisis de los patrones de relación emocional con los otros. Debajo de la inmadurez suele haber miedo, inseguridad y vivencias de incapacidad.

La inmadurez no superada suele llevar a disfunciones importantes en la vida relacional y en el desarrollo profesional, acompañadas por lo común de estados ansioso-depresivos crónicos. En el peor de los casos, si el entorno lo favorece, la inmadurez puede llevar a la psicopatía antisocial.

Enlaces relacionados