¿Esto que me pasa es ansiedad?

Reconocer un estado de ansiedad

Falacias sobre la ansiedad

En nuestra vida cotidiana vivimos muchas situaciones que en nuestro imaginario relacionamos con un trastorno de ansiedad, pero no todas esas conductas responden a sus síntomas.

Como lo más importante a la hora de establecer un diagnóstico de ansiedad para poder así atajarlo de forma exitosa es conocer sus detonantes, trataremos de desmitificar aquí alguna de esas ideas.

Depresión y ansiedad son lo mismo

Una de las ideas más generalizadas es la que compara la depresión con la ansiedad. Estamos aquí ante dos patologías distintas. Si bien la ansiedad se deriva de un miedo o temor a enfrentarse a los acontecimientos, actos, situaciones, por un sentimiento de amenaza ante lo que vaya a venir como consecuencia, la depresión radica en un anclaje al pasado, a que el momento vivido con anterioridad era mejor que la situación actual, y a una negativa de afrontar lo que se tiene por delante.

Sensación de poder respirar, de ahogo en el ataque de ansiedad

Otra de los síntomas que se suele asociar a la ansiedad es la sensación de ahogo, de no poder respirar. Realmente, los síntomas somáticos relacionados con la respiración son más bien al contrario ya que, ante el temor a una amenaza respiramos más rápido con la intención de dar más oxígeno a nuestro cuerpo, pero al no luchar realmente contra ese miedo, estamos sobrerrespirando dando una respuesta contraria al cerebro que tiende a frenar esa frecuencia respiratoria dejándonos con una sensación paradójica de ahogo.

La ansiedad provoca sensación de pérdida de control

Muchas veces, en situaciones de estrés, reaccionando ante un comportamiento que nos resulta extraño, tenemos la sensación de perder el control. En realidad, la ansiedad está provocada, como venimos diciendo, por un temor ante una amenaza concreta, de la que tendemos a escapar. Es por esta razón que no se pierde el control, sino que nuestro cuerpo reacciona ante ese peligro real o imaginario poniéndose alerta, reconociéndolo y actuando en consecuencia.

La ansiedad y el estrés se cura con relajación

En una sensación de estrés o de ansiedad, creemos que tenemos trucos para tranquilizar  la mente y evitar ese sentimiento. Es posible que confiemos esta relajación a sustancias externas como puede ser el alcohol, el tabaco, la comida o la automedicación. Aunque en ese momento esto nos sirva, no es más que un alivia momentáneo, que en realidad nos perjudica más, ya que debilita nuestros mecanismos de defensa ante esta situación de ansiedad, y que se profundice un sentimiento de culpa aún mayor ante la incapacidad de enfrentar el problema.

La única solución a la ansiedad es la medicación

Contrariamente a lo que se piensa, los medicamentos no son el mejor método para combatir la ansiedad. Son válidos para superar situaciones puntuales y aliviar síntomas, pero son una solución a corto plazo. El mejor enfoque para combatir los trastornos de la ansiedad son los que combinan una terapia de seguimiento y acompañamiento al paciente, ayudado por una medicación temporal controlada siempre por el psiquiatra. Clínicas como SOMMOS Desarrollo Personal utilizan este tipo de tratamientos en los que ponen a disposición del paciente multitud de recursos para hacer más ligero este proceso de recuperación.

La ansiedad y el estrés son estados pasajeros provocados por el exceso de actividad

Es común pensar que la ansiedad es algo puntual de un momento dado, relacionándolo con situaciones de estrés diario o inestabilidad, y que una vez superadas esas situaciones, la ansiedad desaparecerá. Pero la realidad es que la ansiedad va creciendo con el tiempo si no es tratada. Es posible que en momentos se manifieste en menor medida, pero si no se trata, queda latente y en crecimiento a lo largo de los años. De ahí la importancia de recurrir a psicólogos o psiquiatras que nos ayuden a encontrar diagnóstico y tratamiento ante esta sensación.

Pregúntanos

La Dra. Marina Díaz Marsá y el Dr. José Luis Carrasco resolverá tus dudas vía email.
Solo tienes que rellenar el siguiente formulario y recibirás tu respuesta en breve.

Su e-mail (requerido)

Su mensaje (Máx 400 caracteres)

He leído y acepto las condiciones de uso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies