Depresión por ser mujer

Depresión por ser mujer

Ser mujer es un factor de riesgo para la depresión. Al contrario de la creencia popular, la depresión no está asociada a la debilidad sino a aguantar situaciones emocionalmente complicadas.

La depresión está íntimamente ligada a la autoestima y la capacidad de regular la autoestima mediante el trabajo es mejo de las mujeres. Actualmente el panorama laboral exige una entrega sin límites y la mujer tanto por su propia naturaleza como por su dificultad para desconectar de su entorno afectivo, por lo que sufre un doble estrés.

En la sociedad actual el rol de hombre permite eludir situaciones de sobrecarga emocional refugiándose en sus actividades profesionales. Además de una predisposición biológica de desconectar de los problemas.

A pesar de los avances sociales del papel de la mujer en la sociedad, la supervisión directa de las necesidades formales y emocionales de los hijos siguen siendo responsabilidad de la mujer, como el cuidado de los ancianos y personal con dificultados emocionales.

Por tanto podríamos afirmar que la depresión es doblemente más frecuente en las mujeres tanto por aspectos biológicos como por el papel social que desempeñan.

Enlaces relacionados

Vídeo de la OMS sobre lo que representa un estado depresivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies