Consejos y tratamiento para controlar la obsesividad

las técnicas de relajación y mindfulness son las utilizadas en personas obsesivas

Lo primero que se debe hacer para tratar a una persona obsesiva es hacerle ver cómo es su comportamiento, y éste se caracterizará por la rigidez y la inflexibilidad ante los demás.

El control de la obsesividad se lleva a cabo mediante terapia cognitiva y técnicas de relajación y mindfulness.

No hay que confundir el trastorno obsesivo-compulsivo con la obsesividad. Esta última está ligada a la ansiedad, por lo que lo más aconsejable para ser conscientes de nuestro posible grado de obsesividad es realizar test como los que proponemos desde SOMMOS.