Baja Autoestima. Un mal para el marketer

trabajar la baja autoestima

La baja autoestima puede ser un desarrollo de la personalidad que defina el perfil de un individuo o algo puntual que aparezca como consecuencia de una situación dada.

Para el profesional del marketing es un problema, ya que la autoestima es autoimagen y si aquella es baja, el individuo no brilla, y por tanto no podrá transmitir los valores necesarios para la consecución de sus objetivos.

A la persona con baja autoestima le cambia la representación de uno mismo, se ve poca cosa, se compara con el resto y siempre considera que los demás son buenos en algo, pero no lo encuentra en sí mismo.

Uno de los problemas con la baja autoestima es que no siempre es fácil o evidente su detección, bien porque derive de un proceso de depresión o porque sea consecuencia de un estado de ansiedad no manifiesto. Por ese motivo recomendamos realizar algún test de autoestima que nos pueda orientar o dar respuesta a sensaciones que no sabemos clasificar.